Convenio de colaboración con una entidad sin fines lucrativos

POST ACTUALIZADO EN NUESTRA NUEVA WEB  puche29consultoria.es

En el BOICAC N 90 de julio 2012 – Consulta 5, preguntaban acerca del reflejo contable de la aportación económica realizada por una empresa a una fundación con la que se ha suscrito un convenio de colaboración empresarial.

En su respuesta el ICAC, subrayando la novedad del PGC 2007 de fijarse no solo en el fondo jurídico de la operación, sino también en el fondo económico, señala que el ingreso del Convenio de Colaboración debe imputarse a resultado en el ejercicio de su concesión, al igual que realizamos con una donación, pues de hacerlo de otra forma se acercaría a la figura de una prestación de servicio. Si vamos imputando a ingresos a medida que realizamos el gasto, podría entenderse que existen obligaciones por ambas partes, cercanas a las que podrían fijarse en un contrato de promoción/publicad.

Por su interés transcribo parte de la respuesta, aunque arriba he puesto el link al texto completo.

Empieza recordando el art.25.1 Ley 49/2002, que establece como Convenio de colaboración empresarial en actividades de interés general aquel por el cual las entidades a que se refiere el artículo 16, a cambio de una ayuda económica para la realización de las actividades que efectúen en cumplimiento del objeto o finalidad específica de la entidad, se comprometen por escrito a difundir, por cualquier medio, la participación del colaborador en dichas actividades.”

“La difusión de la participación del colaborador en el marco de los convenios de colaboración definidos en este artículo no constituye una prestación de servicios”

Luego recuerda el PGC-RD 1514/2007: “Los efectos de las transacciones o hechos económicos se registrarán cuando ocurran, imputándose al ejercicio al que las cuentas anuales se refieran, los gastos y los ingresos que afecten al mismo, con independencia de la fecha de su pago o de su cobro; que los gastos son decrementos en el patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio, ya sea en forma de salidas o disminuciones en el valor de los activos, o de reconocimiento o aumento del valor de los pasivos, siempre que no tengan su origen en distribuciones, monetarias o no, a los socios o propietarios, en su condición de tales; que los pasivos son obligaciones actuales surgidas como consecuencia de sucesos pasados, para cuya extinción la empresa espera desprenderse de recursos que puedan producir beneficios o rendimientos económicos en el futuro; y que para reconocer un pasivo en el balance ha de ser probable que, a su vencimiento y para liquidar la obligación, deban entregarse o cederse recursos que incorporen beneficios o rendimientos económicos futuros, y siempre que se puedan valorar con fiabilidad”.

 “Para poder otorgar un adecuado tratamiento contable a los hechos descritos y, en particular, para concluir si el importe de la ayuda comprometida debe reconocerse como un gasto en el momento inicial de la firma del convenio, o si debe periodificarse a medida que se difunda la colaboración, la cuestión a dilucidar, como paso previo, es saber cuál es la causa del desplazamiento patrimonial.

Si una vez analizado el fondo económico del convenio de colaboración pudiera llegarse a concluir que las fundaciones asumen una obligación equivalente, en términos de racionalidad económica, a la contraprestación recibida para difundir la colaboración de la entidad aportante, el acuerdo debería calificarse como la prestación de un servicio de publicidad y la imputación del gasto a la cuenta de pérdidas y ganancias debería ajustarse al principio de devengo y, en consecuencia, reconocerse a medida que se fuese incurriendo en la prestación del servicio por parte de las fundaciones.

Por el contrario, si la causa que justifica el desplazamiento patrimonial no es otra que conceder una ayuda a las citadas entidades a cambio de una contraprestación simbólica, en comparación con el importe comprometido, consistente en difundir la colaboración de la consultante en las actividades desarrolladas por las fundaciones, el acuerdo suscrito, a diferencia de los contratos de patrocinio (que se rigen por la Ley General de Publicidad) no parece que encierre dos obligaciones a ejecutar por las partes, sino que su naturaleza jurídica y, en consecuencia, económica, estaría más cercana a la donación. Si así fuese, desde un punto de vista contable, en la medida que la salida de recursos sea probable, y en sintonía con las definiciones que se han reproducido más arriba, la obligación incurrida por la empresa debería llevar a reconocer, en el momento inicial, un gasto y el correspondiente pasivo por el valor actual del importe total comprometido.

Borradores de Resolución del PGC de ESL

La Disposición final primera del RD 1491/2011 habilita al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) para elaborar un texto que de forma refundida al PGC para ESL.

Se trata del incorporar a dicho Real Decreto, que exclusivamente habla de lo que afecta a las ESL, haciendo constantes referencias a la regulación general (RD 1514/2007 y el de PYMES, RD1515/2007), la regulación del PGC que resulta de aplicación común a las empresas, de forma que exista un único marco operativo que contenga todos los elementos necesarios para el registro de las operaciones que puedan realizar las Entidades sin fines lucrativos.

Pues bien el 5 de julio el ICAC elaboró el borrador de resolución, un PGC “estándar” y otro para las pequeñas y medianas Entidades.

Plan Geneneral de Contabilidad de Entidades sin fines lucrativos.

Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas  Entidades sin fines lucrativos.

Asientos de subvenciones para las PYMES

Tomando el mismo ejemplo del post anterior pero aplicado a PYMES, los asientos serían:

El derecho de cobro, al ser una administración pública lo registramos en la (4708), si hubiera sido una Institución privada hubiéramos utilizado la (440). Un desglose muy útil de estas cuentas es en función del tipo de administración y/o Institución que nos financia, de manera que nos permita saber el peso (dependencia) que tiene cada una en nuestra financiación.

Concesión y  cobro de la Subvención reintegrable
Fecha Cuenta Debe Haber
25/11/2012 (4708)  HªPª, Deudora Subvenciones concedidas (C/P) 100.000,00
(412X) Beneficiarios/ Acreedores 50.000,00
(522)  Deudas a C/P transformables en subvenciones, donaciones y legados 23.000,00
(172)  Deudas a L/P transformables en subvenciones, donaciones y legados 25.000,00
(742)  Ingresos  subvenciones 2.000,00
Cobro de la Subvención y envío de fondos a nuestra Entidad Asociada
Fecha Cuenta Debe Haber
01/12/2012 (572)  HªPª, Deudora Subvenciones concedidas (C/P) 100.000,00  
(4708)  HªPª, Deudora Subvenciones concedidas (C/P)   100.000,00
(412X) Beneficiarios/ Acreedores 50.000
(572) Bancos   50.000

La parte de la subvención que acordamos transferir a nuestros Asociados lo registraremos en la cuenta (412) Beneficiarios / Acreedores, aunque como vimos en otro post, podemos utilizar la de Deudas con Entidades Asociadas, del subgrupo 161/ 511

A medida que vamos realizando/ejecutando el gasto vamos cancelando la deuda contra la cuenta (13), en lugar de contra la cuenta del Grupo 9, y que posteriormente su saldo llevábamos al cierre a la cuenta 13. Aquí nos “ahorramos” este paso intermedio.

Fecha Cuenta Debe Haber
31/12/2012 (522) Deudas…. 23.000+2.000
(130/131/132) Subvenciones de capital 25.000
Imputación a resultados
Fecha Cuenta Debe Haber
31/12/2012 (130/131/132) Subvenciones de capital 25.000
(740) Subvenciones trasferidas a resultado 25.000

Como ya vimos la imputación a resultado se hará atendiendo a la finalidad de la subvención.

Y por último, al terminar la ejecución, los asientos serán:

Reclasificación
Fecha Cuenta Debe Haber
31/12/2012 (17)  Deudas L/P 25.000
(522) Deudas a C/P 25.000

Asientos de subvenciones

POST ACTUALIZADO EN NUESTRA NUEVA WEB. puche29consultoria.es

Llegó la parte práctica, ¡ya está bien de teoría!, aunque es importante no olvidarla, de ahí este repaso iniciado a raíz de la adaptación del PGC para Entidades sin fines lucrativos. Intentaré que el objetivo de ser breve y esquemático no perjudique  la claridad de conceptos.

Caso práctico:

Nos presentamos a una subvención junto con otra Entidad que ejecutará el 50%. El plazo de ejecución acordado va desde el 1/10/12 al 30/09/13. El 25 /11/ 12 nos conceden 100.000€. En ese momento sabemos que tenemos 2.000€ de gastos imputables al Proyecto. El 1/12/12, nos pagan el 100% y ese mismo día transferimos a nuestros socios los 50.000€. Al cierre del ejercicio 2012 el nivel de ejecución del Proyecto es de 25.000 euros. Llegada la fecha final cumplimos con las previsiones de gasto al 100%. El 1/01/2013 adquirimos un vehículo por 10.000 euros, que pensamos amortizar en 20 meses.

Asientos

El derecho de cobro, al ser una administración pública lo registramos en la (4708), si hubiera sido una Institución privada hubiéramos utilizado la (440). Un desglose muy útil de estas cuentas es en función del tipo de administración y/o Institución que nos financia, de manera que nos permita saber el peso (dependencia) que tiene cada una en nuestra financiación.

Fecha Cuenta Debe Haber
25/11/2012 (4708)  HªPª, Deudora Subvenciones concedidas (C/P) 100.000,00
(412X) Beneficiarios/ Acreedores 50.000,00
(522)  Deudas a C/P transformables en subvenciones, donaciones y legados 23.000,00
(172)  Deudas a L/P transformables en subvenciones, donaciones y legados 25.000,00
(942) Ingresos de otras subvenciones 2.000,00

La parte de la subvención que acordamos transferir a nuestros Asociados lo registraremos en la cuenta (412) Beneficiarios / Acreedores, aunque como vimos en otro post, podemos utilizar la de Deudas con Entidades Asociadas, del subgrupo 161/ 511

En el momento de la concesión solo cumple los requisitos de subvención no reintegrablela parte que llevamos ejecutada, 2.000€. El resto lo llevamos al pasivo como deuda convertible en subve

Cobro de la Subvención y envío de fondos a nuestra Entidad Asociadanciones.

Fecha Cuenta Debe Haber
01/12/2012 (572)  HªPª, Deudora Subvenciones concedidas (C/P) 100.000,00
(4708)  HªPª, Deudora Subvenciones concedidas (C/P) 100.000,00
(412X) Beneficiarios/ Acreedores 50.000
(572) Bancos 50.000

A medida que vamos realizando el gasto vamos cancelando la deuda contra la cuenta (942) :

Fecha Cuenta Debe Haber
31/12/2012 (522)  Deudas a C/P transf. en subvenciones, donaciones y legados 23.000,00
(942) Ingresos de otras subvenciones 23.000,00

Al cierre del ejercicio, el saldo de la cuenta (940) se llevará a la (130), deducido el importe que deba satisfacerse a la Hacienda Pública por el ingreso a imputar a resultados posteriormente. Para simplificar no entro en los efectos impositivos.

Fecha Cuenta Debe
31/12/2012 (942) Ingresos de otras subvenciones 23.000+2.000
(130/131/132) Subvenciones de capital

Como ya vimos la imputación a resultado se hará atendiendo a la finalidad de la subvención. Al cierre del ejercicio las cuentas del grupo 8 y 9 se regularizarán con cargo o abono, según corresponda,  a la cuenta 130.

Imputación a resultados
Fecha Cuenta Debe
31/12/2012 (840/841/842) Transferencia de subvenciones 25.000
(740) Subvenciones trasferidas a resultado
31/12/2012 (1320) Otras subvenciones 25.000
Reclasificación
Fecha Cuenta Debe
31/12/2012 (17)  Deudas L/P 25.000
(522) Deudas a C/P

Y por último, al terminar la ejecución, los asientos volverán a ser:

Fecha Cuenta Debe Haber
30/09/2013 (522)  Deudas a C/P transf. en subvenciones, donaciones y legados 25.000,00
(942) Ingresos de otras subvenciones 25.000,00
30/09/2013 942) Ingresos de otras subvenciones 25.000
(130/131/132) Subvenciones de capital 25.000
30/09/2013 (840/841/842) Transferencia de subvenciones 25.000
(740) Subvenciones trasferidas a resultado 25.000
30/09/2013 (1320) Otras subvenciones 25.000

En el siguiente post vemos el mismo ejemplo para una PYME.

Repaso contabilidad (6) Deudas por préstamos recibidos, empréstitos y otros conceptos

POST ACTUALIZADO EN NUESTRA NUEVA WEB PUCHE29CONSULTORIA.ES

Con este post vuelven a confluir el repaso al PGC con el paréntesis abierto para ver el tratamiento contable de las subvenciones.

En el subgrupo 17 registro la financiación ajena contraída con terceros (sin vinculación), tales como  Deudas con entidades de crédito (170) y en el que nos voy a detener:  172. Deudas a largo plazo transformables en subvenciones, donaciones y legados. Subgrupo donde reflejo las cantidades concedidas por las Administraciones públicas, Empresas o Particulares, con carácter de subvención, donación o legado reintegrable, con vencimiento superior a un año, cuando sean inferior utilizaré  la  522 .

Al iniciar el repaso al PGC para ESL señalamos el cambio producido con el PGC de 2007 a la hora de contabilizar las subvenciones. Antes cuando me concedían una ayuda, la parte pendiente de ejecutar iba al Patrimonio Neto, ahora se ubica en el Pasivo, algo que resulta mucho más real y que conduce a mejorar la interpretación del Balance. Así el valor de Fondo de Maniobra mostrará de verdad si existe una situación de equilibrio patrimonial, es decir, una adecuada relación entre las inversiones permanentes necesarias para el desarrollo de la actividad y las corrientes vinculadas con la propia actividad. Con la costumbre de registrar en el subgrupo 13 las subvenciones concedidas pendientes de ejecución, este colchón de estabilidad estaba inflado.

Entidades Asociadas, Consorcio de Entidades

Es común en el Tercer Sector que un grupo de Entidades se presenten conjuntamente a una subvención, donde una de ellas figurará como titular o “cabeza de consorcio”, pero con el acuerdo por el que se obliga a distribuir parte de los fondos concedidos.

Para reflejar esas cantidades que les debo a mis socios, he venido utilizando el subgrupo 16/51  (161-para largo plazo- y la 511 –para corto-), Deudas con Entidades Asociadas. Es posible que haya estirado la definición que viene en el PGC: “Deudas contraídas por préstamos recibidos y otros débitos no incluidos en otras cuentas de este subgrupo”, así como la definición de “Entidades Asociadas”, pues compañer@s de profesión también utilizaban cuentas del grupo 412. Bueno, el objetivo en ambos creo que está conseguido, y ninguno desvirtúa la imagen fiel. En el próximo post me pondré con los asientos contables de las subvenciones.

¿Y cuando somos nosotros los que acompañamos a un cabeza de consorcio?

En este caso  existe un derecho de cobro (Activo), y mi costumbre ha sido registrarlo en un desglose de 446 “Usuarios, Deudores” que permite anotar créditos con usuarios por entregas de bienes y servicios prestados por la Entidad en el ejercicio de su actividad propia. También se puede entender como estirar el concepto, pero la obligación de pago del tercero viene provocada por la prestación de servicios que realizaré en el marco de la colaboración. Esta cuenta estaría más relacionada con la utilización del subgrupo 412 para cuando soy cabeza de Consorcio en una subvención y debo enviar fondos a mis socios….para gustos colores.

En el post de la semana que viene intentaré hacer un esquema con los asientos a realizar para registrar una subvención.

Adaptación Plan General de Contabilidad para Entidades sin fines lucrativos. Las Provisiones

Visita nuestra nueva web en http://puche29consultoria.es/

Tras ver las reclasificaciones del subgrupo 13, que me sirvió de pretexto para abrir el paréntesis de cómo contabilizar las subvenciones con el nuevo PGC,  sigo avanzando por el Grupo 1 y me encuentro con  la subcuenta 14: las Provisiones.

Lejos queda esa vieja distinción del PGC de 1990 (RD 1643/1990) entre previsiones y provisiones, pero dejemos las nostalgias, y más con la que está cayendo con la Reforma financiera. Más adelante quizá hable de “contabilidad creativa”, pero por el momento me entretengo en leer y comentar interesantes post como el de Antonio Esteban.

Recuerdo el objetivo de esta serie de  post: aprovechar la aplicación de la adaptación del Plan General de Contabilidad para entidades sin fines lucrativos. para repasar la contabilidad, releer conceptos básicos que la rutina nos ha hecho olvidar y así rescatar prácticas contables que devuelvan a nuestra contabilidad su sentido de ser: Herramienta de gestión.

Google imágenes

Las provisiones se dotan cuando sé que voy a tener unas obligaciones, expresas o tácitas, pero no sé su importe exacto o fecha en que tendré que afrontarlas.  Son como una especie de hucha para el futuro. Si es a largo plazo (cuentas 14), van al pasivo no corriente del balance, y son a corto, cuentas 529, al pasivo corriente.

En función de la naturaleza de esas obligaciones el PGC propone varios códigos. Describo algunos:

(140) Retribuciones al personal: obligaciones legales, contractuales o implícitas, con el personal laboral, por tanto la contrapartida serán cuentas del 64).

(141) Provisión para impuesto: deudas tributarias, las contrapartidas serán cuentas 63 por la cuota del ejercicio; 66 por los intereses; 678, por la sanción asociada. Si esto mismo se refiere a ejercicios anteriores, se trataría de un ajuste,  para lo cual utilizamos cuentas de Reserva.

 (143) Provisión por desmantelamiento, retiro o rehabilitación del inmovilizado, o del lugar sobre el que se asienta la actividad. La (145) para actuaciones medioambientales, cuando hay obligación legal o compromiso para prevenir o reparar daños sobre el medio ambiente

(146) Provisión para restructuraciones: me temo que está puede ser utilizada en ésta época de crisis. Pero ojo, las deudas deben venir impuestas por la restructuración y no asociadas con las actividades que continúan en la empresa. El Plan explica qué se entiende por restructuración: programa de actuación planificado y controlado por la empresa, que produce un cambio significativo en el alcance de su actividad  o la manera de llevar la gestión.

Sabemos que el Cuadro de la Segunda Parte del PGC es una propuesta, es decir,  quizá este repaso nos ha recordado que existían este tipo de cuentas, y encontremos supuestos en los que convendría utilizarlas, por ejemplo, abrir una “Provisión por Reintegro de Subvenciones” para aquellas ayudas que sabemos con seguridad que no hemos justificado correctamente  y que tarde o temprano vendrá un requerimiento para devolver parte de la cantidad cobrada en su momento.

Cómo contabilizo subvenciones (2) Criterios de imputación a resultado

post actualizado en nuestra nueva dirección

Seguimos con el paréntesis, dentro del repaso de la adaptación del Plan General de Contabilidad para ESL,  que estamos dedicando a cómo se contabilizan las subvenciones con la nueva normativa.

En el anterior post recordaba cuándo se considera una subvención no reintegrable para poder ubicarla en el Patrimonio neto, y no en el Pasivo. Criterios en consonancia con la Disposición adicional única de la Orden EHA/733/2010

Con las que me conceden y ejecuto  en el mismo ejercicio, no hay problema. Lo único es que en lugar de la 725, ahora utilizo la cuenta 74. Su ubicación en la cuenta de resultados no cambia, siguen siendo Ingresos de la Actividad Propia.

Subvenciones

Pero ¿cuando la subvención tiene una ejecución que abarca varios ejercicios?, ¿cuándo y cuánto debo llevar cada año a resultado?. ¿Qué es eso de hacerlo “sobre una base sistemática y racional de forma correlacionada con los gastos derivados de la subvención”?

Pues de nuevo debo fijarme en para qué me han concedido la subvención, así tendré:

a) Las concedidas por asociados/fundadores/patronos, irán directamente a resultado. Pero si esa aportación es a título de dotación fundacional o fondo social, entonces va directamente a los fondos propios de mi entidad.

b) Las genéricas o sin finalidad específica, irán a resultado en el ejercicio que las reconozca.

c) Asegurar una rentabilidad mínima o compensar déficit de explotación (Subvenciones de Explotación), se imputaran en el ejercicio de la concesión.

d) Financiar gastos específicos: las llevaré a resultado cuando se devenguen dichos gastos.

e) Adquirir activos o cancelar pasivos

  1. a. Inmovilizado Intangible, Material e Inversiones Inmobiliarias: las llevaré a ingresos a medida que vaya amortizando dicho bien, o cuando lo venda, corrija su valor o dé de baja en Balance.
  2. b. Existencias, que no obtenga por un rappel comercial, las llevaré en el momento de la enajenación, corrección valorativa por deterioro o baja en Balance.
  3. c. Activos financieros, seguiré el mismo criterio que las Existencias.
  4. d. Cancelar deudas, se imputaran como ingresos del ejercicio en que se produzca dicha cancelación, salvo cuando se otorguen en relación con una financiación específica, en cuyo caso la imputación se realizará en función del elemento financiado.

Y habría otro tipo de subvenciones, muy habituales en el ámbito de la cooperación internacional, y en las que la Entidad titular de la subvención envía gran parte de la misma a otra Organización para ejecutar la actividad en terreno, ¿Cómo contabilizamos este tipo de subvenciones?… prefiero abordar el tema en otro post.

Grupo 1: Financiación básica. Primera reclasificación de elementos patrimoniales (1)

Visita nuestra nueva web en http://puche29consultoria.es/

Como su propio nombre indica aquí tengo mis principales recursos propios y financiación ajena a largo plazo que cubre mi estructura fija (activo no corriente) y una parte del activo corriente. Este “colchón” es lo que se conoce también como el Fondo Maniobra.

En las cuentas de Capital/Fondo Social no hay que hacer nada, a lo sumo, abrir una cuenta de Reservas específica contra la que realizar los ajustes.

El meollo está en las cuentas 13 Subvenciones, donaciones y ajustes por cambios de valor que aunque no desaparecen, sí van a perder peso en el Balance. En verdad, tras la entrada en vigor del PGC de 2007, en estas cuentas ya deberíamos tener solo la parte pendiente de ejecutar de subvenciones, donaciones y legados, no reintegrables (ojo al dato!), y que están pendientes de transferir o imputación a resultados. El resto de subvenciones se reubican en el pasivo, en función del plazo de ejecución previsto. Por tanto, para quienes hicieron los deberes el 1 de enero de 2008, no deben hacer nada, para los remolones toca poca ponerse al día.

A modo de repaso teórico: el Plan nos propone diferentes códigos según quién nos conceda la ayuda: Si es una Administración Pública, nos señala la 130 Subvenciones de Capital. Si son empresas o particulares, la 131 Donaciones y legados de Capital. Y luego un cajón de sastre 132 Otras Subvenciones, donaciones y legados.  Puestos a repasar, su movimiento es:

Se abonará: 1. Al cierre del ejercicio, por la subvención concedida, con cargo a un cuenta del subgrupo 94. 2. Por el gasto por impuesto sobre beneficios vinculado a la subvención imputada o transferida a la cuenta de pérdidas y ganancias, con cargo a las cuentas del subgrupo 83.

Y se cargará: 1. Al cierre del ejercicio, por la imputación a la cuenta de pérdidas y ganancias de la subvención recibida, con abono a una cuenta del subgrupo 84. 2. Por el gasto por impuesto sobre beneficios vinculado a la subvención imputada directamente en el patrimonio neto, con abono a las cuentas del subgrupo 83.

Por tanto la reclasificación a realizar será pasar el saldo de la 130, 131 y 132 que corresponda a subvenciones reintegrables y llevarlas al pasivo según su plazo previsto de ejecución: Las de largo plazo al pasivo no corriente, en la subcuenta  172 Deudas a largo plazo transformables en subvenciones, donaciones y legados, y las de corto, al pasivo corriente, a la subcuenta 522 Deudas a corto plazo transformables en subvenciones, donaciones y legados.

No obstante el tema de las subvenciones merece un post a parte. En éste nos conformamos con un cuadrito resumen:

En el anterior PGC En el nuevo
130131

132

En las mismas subcuentas si son no reintegrable
172, la parte considerada reintegrable y que está pendiente de ejecutar a largo plazo
522,  la parte considerada reintegrable y que está pendiente de ejecutar a corto plazo

Cómo actualizar nuestra contabilidad a la adaptación sectorial para Entidades sin fines lucrativos

¿Todavía no has adaptado la Contabilidad a la nueva legislación?.

¿Eres una Asociación declarada de utilidad pública o Fundación de competencia estatal?

Pues desde el 1 de enero de 2012 no nos queda otra que aplicar la adaptación del PGC a Entidades sin fines lucrativos que se aprobó con el RD 1491/2011.

Hasta la fecha se podía seguir aplicando el RD 776/1998 en aquello que no contradijera al RD 1514/2007, el que aprobó el Plan General de Contabilidad,  y al RD 1515/2007, el PGC destinado a las PYMES y microentidades. Pero se acabó la prórroga. Toca actualizar nuestra contabilidad

Lo primero que hay que hacer es elaborar el balance de apertura. Para ello debemos  reclasificar y valorar, comprobando en su caso su deterioro, algunos elementos patrimoniales según las nuevas normas. La contrapartida de estos ajustes será una cuenta de reservas.

De cara a cumplir con el principio de uniformidad y el requisito de comparabilidad, puedo hacer esta reclasificación y valoración en el balance de 2011, o bien optar por presentar las cuentas anuales de 2012 como iniciales, es decir, la información comparativa respecto al ejercicio 2011 será sin adaptar a los nuevos criterios. El esfuerzo será muy parecido.

En cualquier caso, en la memoria debemos abrir un punto: “Aspectos derivados de la transición a las nuevas norma contables” en el que explicar las principales diferencias entre los criterios aplicados en el ejercicio anterior y los actuales, así como la cuantificación del impacto que produce esta variación de criterios contables en el patrimonio neto de la Entidad.

Pues bien, esto es lo que nos dice la “Disposición transitoria única. Reglas de aplicación de las normas de adaptación del Plan General de Contabilidad a las entidades sin fines lucrativos en el primer ejercicio que se inicie a partir de 1 de enero de 2012”. Pero cómo empezar?… ¿Cómo arranco?

Leído el texto legal, que para aprendérselo y soltarlo en la tertulia del café está muy bien, lo que toca es comenzar por el principio: el Grupo 1.

Al igual que hice en 2008, me he preparado un cuadro con dos columnas, a un lado mi actual Plan de Cuentas y al otro las adaptaciones que me marque la nueva norma.

Qué queréis que os diga, para mi estos procesos me los tomo como un repaso de lo estudiado, y siempre encuentro mejoras que realizar en mi Plan de Cuentas, y de esta manera tampoco olvidar una de las principales funciones de la contabilidad: mostrar información útil para tomar decisiones. No cabe duda que una buena codificación nos mostrará unos datos más desglosados y, por tanto, una fotografía más nítida de nuestra realidad.

Lo dicho: Grupo 1. …. Pero empiezo otro día.

Enlaces útiles:

RD 1491

Corrección errores RD 1491

RD 776/1998

RD 1514/2007

RD 1515/2