Consentimiento de la factura electrónica

Post actualizado en nuestra nueva dirección-web

Ya está en pleno vigor el Reglamento con las nuevas obligaciones de facturación, el  RD 1619/2012, de 30 de noviembre, tema al que hemos dedicado varios post.

Desde entonces, en diversos foros profesionales, se planteaban dudas en la aplicación de determinados aspectos. Por ejemplo, la forma en la que el destinatario debía dar su consentimiento a la factura electrónica. Es decir, una factura en PDF sin firma electrónica, ¿Es válida a efectos fiscales?, ¿Cuándo se entiende que el receptor da su consentimiento?, ¿Basta facilitar un mail para su envío?

Pues bien, la Dirección General de Tributos ha publicado en la web de la Agencia Tributaria un Informe sobre la forma en que el destinatario de la factura electrónica debe prestar su consentimiento.

Después de leer este Informe, así como  otras opiniones expertas, parece que esa factura en PDF enviada por mail puede ser valida, pero no estaría de más contar con la aceptación por escrito de la factura, un simple “recibido” en contestación al mail.

No obstante, pienso que este tipo de debates se iran diluyendo poco a poco al mismo ritmo que la tecnología (DNI electrónico) cuaje definitivamente en todos los rincones de nuestra actividad.

En fin, solo falta que nos quedemos sin electricidad.

Calendario Fiscal 2013

Ya estamos metidos en la vorágine de las liquidaciones trimestrales y declaciones informativas del mes de enero.

¡La famosa cuesta de enero para las Gestorías!

Este año hay algunos cambios, en la web de la AEAT está publicado el calendario fiscal del ejercicio 2013.

Como novedades destacan:

  1. El 24 de abril ya puedes puedes presentar, solo por internet, la declaración de Renta y Patrimonio 2012.
  2. Se adelanta el plazo de presentación del modelo 184 “Declaración informativa anual de entidades en régimen de atribución de rentas” y del modelo 347 “Declaración anual de operaciones con terceras personas” al mes de febrero.
  3. Se crea el modelo 720 “Declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero” que se presentará entre el 1 de febrero y 30 de abril de 2013.
  4. Se establece la obligatoriedad de presentar por Internet para todos los obligados tributarios, del modelo 202 “Impuesto de Sociedades. Impuesto sobre la Renta de no Residentes (establecimientos permanentes y entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español). Pago Fraccionado”.
  5. Se establece una nueva vía de presentación de declaraciones informativas (180, 182, 184, 188, 190, 193, 198, 296, 345, 347, 349 y 390) por Internet, a través de la Sede Electrónica mediante el servicio de impresión desarrollado en la AEAT y el envío de un mensaje SMS por el contribuyente.
  6. Desaparecen para los devengos en 2013, los modelos 564 “Impuesto sobre hidrocarburos. Declaración-liquidación” y 569 “Impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos” que se sustituyen por el modelo 581 “Impuesto sobre hidrocarburos. Declaración-liquidación”, con el mismo calendario de presentación.
  7. Se crea el modelo 582 “Impuesto sobre hidrocarburos Declaración-liquidación” (reexpedidores)

Ánimo, hoy en día con los programas informáticos estas tareas se han agilizado… pero no dejan de ser un incordio!

Formación Bonificada

 

POST ACTUALIZADO EN NUESTRA NUEVA WEB

TEscuela Publicaodas las Entidades disponen de una cantidad disponible para cubrir el coste de formación de su plantilla. La forma de hacer efectivo éste crédito es mediante la aplicación de bonificaciones en su pago a la Seguridad Social.

La cantidad del crédito y la forma de financiación del coste de la formación depende del número de personas en plantilla y de lo ingresado en concepto de formación profesional durante el ejercicio anterior. Se puede consultar el saldo en el simulador  de la web de la Fundación Tripartita.

Esta introducción viene al hilo de una consulta de una Entidad a la que les estamos gestionando la bonificación de la formación. Al presentarle para la firma la adhesión al Convenio de Agrupación de empresas, donde aparecen descritas los derechos y obligaciones de las partes, a esta Entidad le ha surgido el temor de hasta qué punto la actuación del resto puede implicarla a ella, es decir, si está cediendo soberanía, por aquello de la palabra “Agrupación”.  Tras esa pregunta surge el presente post con la idea de aclarar en el origen de ese Convenio y su ámbito de aplicación.

A los efectos de organización y gestión de la formación, la propia empresa puede gestionar su bonificación, accediendo a la aplicación como “Empresa bonificada”, o bien, agruparse con otras entidades y designar a otra como “Entidad Organizadora”

La  Entidad Organizadora” deben cumplir uno de los siguientes requisitos:

  1. Ser un centro o entidad que, no siendo parte de la agrupación, tenga entre sus actividades la impartición de formación
  2. Ser una de las empresas integrantes de la agrupación y que recibe formación.
  3. Tener la formación dentro de su objeto social con anterioridad al 1 de enero de 2003.

Las empresas agrupadas entorno a una Entidad organizadora han de tener en cuenta que:

  1. Estar al corriente de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social
  2. Identificar en cuenta separada o epígrafe específico de su contabilidad todos los gastos de ejecución de las acciones formativas y permisos individiuales de formación, así como las bonificaciones que se apliquen
  3. Abonar los costes de la formación antes de liquidar el último TC del año.
  4. Someterse a las actuaciones de comprobación, seguimiento y control. Custodiar la documentación acreditativa y garantizar la gratuidad de las iniciativas de formación a los participantes de las mismas
  5. Etc. etc.

Aquí puedes consultar la Normativa completa

Por tanto, la actuación del resto de entidades agrupadas no afecta a las demás.

La Fomación en el empleo es un derecho, por lo que es importante que todo el mundo conozca cómo acceder a él. Este será uno de los primeros post dedicados a éste tema.

IRPF. ¿Qué rentas están sometidas a retención o ingreso a cuenta?

¿Cuánto me tienen que retener por impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios?

¿Cuánto me tienen que retener por mi actividad profesional?

¿Cuánto tienen que retener en mi factura del alquiler?

¿Cuánto me tienen que retener  en mis rendimientos del trabajo percibidos por mi condición de administrador de una Sociedad?

La respuesta, my friend, está en esta nota informativa de la Agencia Tributara

¿Cuál es el coste de una nómina?

POST ACTUALIZADO EN LA NUEVA WEB  puche29consultoria.es

 

La mayoría, como es lógico, nos preocupamos de saber cuánto vamos a recibir, más que cuánto cuesta mi nómina. Lo malo es cuando eres tú quien contratas por primera vez a alguien, entonces interesa saber cuál va a ser el coste total de esa nómina.

Tenemos la manía de hablar siempre en neto y no en bruto, cuando hay  variables (tipo contrato, edad, descendientes, actividad, etc.) que no siempre se controlan del todo para poder decir exactamente.

Pongamos un ejemplo.

¿Cuánto cuesta una nómina de 1.000€ brutos al mes con 14 pagas al año?

La respuesta rápida: el Total Devengado + Parte Proporcional Paga Extra + Seguridad Social a cargo de la Empresa.

El total devengado es toda la remuneración, en bruto, que recibe el trabajador/a. En el ejemplo se incluye la paga extra prorrateada, es decir, en lugar de pagarla en verano y Navidad, se hace mensualmente, a medida que se va devengando. En cualquier caso, forma parte del coste mensual de esa nómina, porque se está cotizando por ella cada mes (ver Base de Cotización).

Al Total Devengado se le deducen (restan) la retención del IRPF y la cotización a la seguridad social del trabajador y nos queda el liquido, lo que se le paga, en el ejemplo, 847,59€, pero si esa persona tuviera un descendiente menor de tres años, el IRPF sería menor y el liquido aumentaría, de ahí lo que decía al principio de hablar siempre en bruto. Pero lo que yo quería saber es el coste, porque a la empresa le da igual ingresar el dinero en Hacienda, Seguridad Social o al emplead@, es decir, para la empresa, el total devengado es parte del coste total.

Para simplificar, obviamos que hay conceptos de la remuneración que no tienen retención de IRPF (ej. las Dietas, hasta un límite) y otros que no forman parte de la Base de cotización (ej. plus de transporte, hasta un límite). Nos quedamos sólo con que la retención del IRPF está en función de la remuneración mensual y la de la Seguridad Social lo está en función de la Base de cotización, que es todo lo que gana en el año prorrateado por 12 meses, es decir, aquí incluimos las pagas extras.

A la Base de cotización se aplican unos porcentajes que conformarán la cotización del trabajador (dato que podemos ver en la nómina)

y la cuota patronal (en la web de la Seguridad Social está la tabla con todos los porcentajes.). Tampoco entraré en mayor detalle, quizá en otro post.

La Empresa el último día del mes siguiente al pago de la nómina ingresa en la Seguridad Social, através del TC1 (recibo de liquidación) acompañado del TC2 (relación nominal de la plantilla), ambas cotizaciones, en nuestro ejemplo, los (54,83€+ 19,25) del trabajador, más los 360,49€ de la cuota patronal, total 434,87 €.

En definitiva, el coste de la nómina del ejemplo serían los 1.166,67 € + 360,49€ = 1.527,16 €.  Redondeando, pues como dijimos las cifras pueden cambiar, la empresa paga 847€ a quien recibe la nómina y  680€ entre la Seguridad Social y Hacienda.

¿Qué forma de remuneración a socios administradores de una SL es más ventajosa fiscalmente?

POST ACTUALIZADO EN NUESTRA NUEVA WEB puche29consultoria.es

Los motivos que llevan a un autónomo a constituirse en Sociedad son separar el patrimonio del negocio del personal y mejorar el tratamiento fiscal de sus rendimientos obtenidos. Dicho de otra manera, como autónomo la factura emitida son rendimientos personales que tributan en el Impuesto de Renta de Personas Físicas  (IRPF), mientras que como Sociedad es un rendimiento de la misma que se liquida con el Impuesto Sociedades (IS).

Cuando escribí sobre la constitución de una Sociedad, quise tratar más despacio la parte de los Estatutos que describe la remuneración de los administradores.

Parece claro que superado un volumen de facturación un autónomo debe valorar convertirse en Sociedad, pero cuidado, hay que prestar atención a la forma que debe tener esa remuneración para que sea más ventajosa que seguir facturando como persona física.

Leí en actibva una respuesta al dilema ¿autónomo o sociedad limitada?, que me gustó: En base a los tramos del IRPF 2010 dedujo que para un rendimiento integro de actividades económicas superior a 41.400€, convenía tributar por el IS. Pero lo bueno es que continúo y recordó que, en el caso de tener un porcentaje sobre los beneficios, esa “retirada de dinero de la sociedad” está gravada en el IRPF al 18%-19%. Es decir, 25%(IS)+18%(IRPF)= 38,5 %. Si además existe una nómina habría que sumar (restar) la  retención. Es decir, que el ingreso de 100 que como autónomo solo pasaba por el cedazo del IRPF ahora puede pasar por otros filtros fiscales que dejen un líquido que hagan dudar si fue buena idea constituir la Sociedad, sin contar con todas las obligaciones nuevas que también eso implica.

Ya me quejé hace unos días de las promesas electorales y de elogiar a autónomos y PYMES como fuente de creación de empleo y a la hora de la verdad dejadlas solas ante el peligro. Ahora quiero ser práctico y ver, partiendo de unos Estatutos que fijan la gratuidad del cargo de administrador, qué forma de remuneración es más ventajosa fiscalmente para un autónomo que decidió constituir una Sociedad limitada unipersonal, y que por tanto, no ha dejado de ser un trabajador.

Una de las formas más comunes es fijarse una nómina, como rendimientos de trabajo. En este sentido, recomiendo esta nota informativa de la agencia tributaria, donde aclara esa frontera entre rendimiento de trabajo y rendimiento de actividades económicas.

La nómina tendría su Salario Base, al que habría que aplicarle la retención correspondiente por IRPF, pues, como hemos visto, la Seguridad Social “corre por cuenta” del trabajador.

Más o menos, sin sacar mucho la calculadora y para unas cifras modestas,  vigilando hasta qué total anual empieza a ser más gravoso fiscalmente, alrededor de 40.000 euros, esta sería la manera menos gravosa, aunque se admiten sugerencias.

Autónomos y PYMES tendrán que esperar a la Ley de Emprendedores

Visita nuestra nueva web en http://puche29consultoria.es/

En época de elecciones las promesas salen a borbotones de uno y otro partido, pero tras los fuegos artificiales de la “fiesta democrática”, viene el silencio.  Las PYMES y autónomos están en un terreno que favorece el olvido. ¿Qué es un autónomo?, ¿Qué es una PYME?. Bajo un mismo nombre hay una variedad de realidades. Es sabido que son fuente de creación de empleo, empezando por uno mismo, que no es poco. Pero a veces dudo si cuando se habla de emprendedores se fijan sólo en quienes disponen de medios económicos para poner en marcha un negocio, porque si no tienes recursos tus ideas valen lo que la peseta ahora.

¿Dónde están las ayudas para quienes su principal capital es su trabajo?

Por esta razón, el inicio de una actividad por cuenta propia suele compaginarse con un trabajo por cuenta ajena. Eso significa terminar una jornada laboral y empezar otra, así hasta que el día cumple sus 24h y llega el punto de inflexión donde demanda de tiempo, dedicación y trabajo llegan al máximo pero los ingresos son insuficientes para prescindir de un dinero dedicado a la subsistencia, a la inversión para dar estabilidad, no a la especulación.

Por eso es tan importante la ayuda recibida durante ese periodo, y por eso es tan esperada una ley de emprendedores  que se retrasa hasta el 2013, según vaticina un artículo de la web pymesyautónomos. Lo curioso es que mientras tanto, aunque sus medidas son urgentes, desde el Ministerio de Trabajo solo hablan de que “la futura Ley de Apoyo a los Autónomos y los Emprendedores incluirá otra reducción en la cotización de hasta el 50% para aquellos autónomos que se encuentren en situación de pluriactividad”. Algo que no están novedoso pues ya existe el derecho de solicitar, dentro de los cuatro primeros meses del año siguiente, y siempre que la cantidad cotizada sea igual o mayor a 10.969,42 euros, la devolución a Seguridad Social del 50% de lo aportado, presentando el Mod. TC.13/1.

Como dijo José Mourinho: ¿Por qué?, ¿Por qué?, ¿Por qué?. No es para tomárselo a broma, y menos leyendo los motivos que alegan para el retraso, entre ellos algo así como que “no es el momento”… Como leí en un post en elblogsalmon: tonterías.